viernes, 30 de enero de 2009

D.U.D.H. proclamada en 1948 en la sede de Naciones Unidas


Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.

Artículo 2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

3 comentarios:

amor dijo...

ojalá un día veamos que todo lo que se dice en las declaraciones de derechos humanos se cumpla

Blas Jesús Sánchez González dijo...

Ojalá lleguemos a verlo.

La casa de Pinel dijo...

no quiero ser pesimista pero si respetar los derechos humanos no produce dinero, no creo que nunca se cumplan con los derechos humanos.
un saludo amigos