viernes, 5 de junio de 2009


El otro día subía con un colega a casa de una amiga donde hacían una fiesta, mientras subíamos por el ascensor, el colega me dijo:
-Veras la Inma qué bombón de chica.
Mientras lo decía noté su sonrisa hipócrita, cuando llegamos, la vi y, efectivamente lo había dicho de coña, a pesar de ser fea fue muy amable con nosotros y nos ofreció su casa y nos invitó a la fiesta, aunque yo no estaba invitado. A mí, me dió mucha lástima que los que ella cree son sus amigos,(quizás un día se de cuenta que no lo son) se rían de esta manera aunque ella les ofrece su casa, me pareció muy mal, pensaba que eso eran cosas de colegio, comprendo que no le digas a una amiga que te parece fea pero que te rías a su espalda lo encuentro de falta de personalidad y luego el malo soy yo. Diréis que esta chica no lo sabrá nunca, pero ¿y si lo llega a saber?, ¿Hay?, ¿Qué necesidad hay de hacerle daño?
Sólo soy un colaborador de este blog pero no me parece bien y me ha parecido bueno plasmarlo en la Web

2 comentarios:

La casa de Pinel dijo...

de amigos ya hay de pocos o casi ninguno, de chupopteros hay un monton, es lo que hay, un saludo

vangelisa dijo...

yo escribí sobre eso, no hay amigos, o como mucho creo que los puedes contar con una mano y te sobraran dedos. pues es difícil la amistad hoy en día y tener un amigo incondicional más aun...y otra veces la confianza da asco.
un saludo afectuoso